miércoles, 2 de enero de 2008

Election + Election 2



Ayer noche me hice un maratón con estas 2 grandes películas del gran Johnnie To.
Election es una de esas películas que define como son las triadas por dentro de una manera magistral y con una acción comedida pero eficientemente muy bien tratada en momentos puntuales... y atención! una película de gansters y sin un solo disparo...

Aquí en la primera película vemos una gran actuación de Lok (Simon Yam) y también de Big D (Tony Leung Ka-Fai) que rivalizarán para liderar la triada más antigua de Hong Kong - La Wo Shing Society- ya que cada 2 años llega la hora de cambiar de Jefe.

No esperéis ver escenas de acción coreografiadas con multitud de disparos a lo John Woo, ya que no vais a encontrar eso precisamente., si no más bien todo lo contrario, eso sí, hay momentos preciosos muy bien rodados, diálogos con mucha fuerza y una brutal y brillante tensión en todo el film.

La segunda Election, es una continuación lógica para la primera, ya que sigue 2 años después de la anterior, donde de nuevo hay que encontrar el sucesor del ansiado cetro que da el poder de las triadas.
Aquí el gran Johnnie To, nos detallará quizás más el miedo a perder el trono por parte de Lok (Simon Yam), que aunque no tiene todo el protagonismo que en su predecesora... nos deleita con momentos asombrosos (sobretodo dos escenas: Una es la de la escalera(no cuento más para quien no la haya visto) y otra la persecución de su hijo por la calle con el improvisado e impactante desenlace)
Aquí el protagonista es Jimmy (Louis Koo) que quiere levantar un negocio legítimo en China y la policía le seguirá la pista para poder limar asperezas entre ellos y la triada.

Vamos, que yo personalmente me lo pasé pipa y espero que se realice una tercera parte para poder tener una de las mejores trilogías de películas de gansters junto con la saga El Padrino.

Saludos !!

1 comentario:

John dijo...

Extraordinarias películas, tanto la primera, con el extraordinario duelo interpretativo entre los geniales Simon Yam y Tony Leung Ka Fai como la segunda, con una fuerte carga política, amen de encontrarnos con escenas impactantes tanto en una como en otra con una violencia seca y dura.
No creo que haya otra continuación pero aún así es en conjunto una obra maestra.

Saludos.