martes, 20 de mayo de 2008

X-Files Reflexiones sobre Episodios (I)

Durante un tiempo (y a la espera del estreno de la segunda película, y para ir entrando en materia) me gustaría exponer mis conclusiones sobre algunos episodios de Expediente X que han marcado una pauta y que son realmente míticos, no ya por su trama, si no por sus diferentes tendencias ya sea por guión, música o simplemente por su contenido.

Primero me gustaría comentar que quién no haya visto la serie o este capítulo, no leyera nada ya que es un Spoiler muy importante y determinante en el transcurso de la serie.

En este caso, me gustaría centrarme en un episodio de la 7 Temporada, el 11, llamado "Closure", pero que está concebido globalmente junto al capítulo anterior llamado "Sein Und Zeit", en este capítulo doble, Chris Carter primero nos introdujo y se adentró en la desaparición de una niña y luego dio por zanjada una de las principales tramas en la que estaba involucrado Mulder en la cual buscaba esa ansiada Verdad y su preocupación para saber el paradero de su hermana Samantha.

Centrándonos en "Closure" se nos desvelara un pasado del Fumador realmente endemoniado, malvado y sin piedad, ya que durante un tiempo retuvo a Samantha y la utilizó para realizarle numerosas y tormentosas pruebas médicas, eso es lo que revela el diario de Samantha (encontrado durante una sesión de espiritismo en la antigua casa del fumador), en el cual también nos desvela que convivió durante ese tiempo con Jeffrey el otro hijo del odiado individuo.

Chirs Carter y Frank Spotnitz, los guionistas del episodio dieron un giro inesperado con lo referente a la abducción de Samantha en el episodio, esta vez llevada a cabo por espíritus benignos que salvan a los niños del peligro de una muerte cruel y violenta para llevárselos directamente al cielo.

Pues bien, todo esto es mítico y emotivo por lo que acontece, por su desarrollo y sobretodo por su resolución poética, que es de verdadera obra maestra.

Esa escena final en donde Mulder se adentra en el bosque, el niño que le tiende la mano para que le siga y al llegar observa a todos los niños jugando, la aproximación de su hermana corriendo para abrazarlo, con esa música angelical de Moby de fondo (My Weakness), es sencillamente emotiva y brillante a la vez.
Y sobretodo ese momento final en el cual Scully le pregunta a Mulder: seguro que estás bien? y este responde, estoy bien y mirando al cielo dice: Soy Libre (I'm Free), estos últimos 30 segundos son realmente impresionantes.


Saludos!!

2 comentarios:

Mitra dijo...

Noi, si no ets un romàntic poc et falta.

Sí, l'escena que descrius és emotiva. En Mulder entén què ha passat amb la seva germana, però ho accepta amb una serenitat que en aquell moment jo nom'havia esperat. Suposo que la clau d'això està amb el fet que, en efecte, per primer cop se sent lliure.

Que la Força sigui amb tu!

Mitra

Anibal dijo...

Si, en el fons sóc un romàntic.... encara que intento aparentar que vaig de dur (com en Koga) jajaja pero mes d'una vegada m'emociono o bé amb alguna película o una cançó.

Després, un cop a casa et pasaré el meu e-mail per que em donis les referències que vam parlar.

Salutacions!!
Radix